Akna Maya

Akna es la Diosa de la Fecundidad humana, de acuerdo a la Mitología. Cuyo contenido es bastante complejo entre sus tantas mitologías y deidades.

A continuación, conocerás sobre Akna, también conocida como Diosa madre, de hecho, su nombre para muchos significaba “madre”; para otros, era considerada la Diosa de la primavera.

La historia de Akna

Cuenta la leyenda que llevaba una vida común y corriente, como cualquier otra, pero todo cambio cuando una noche, pasada de unos tragos de vino, fue sorprendida por su esposo, quien la mato con unas ramas.

Desde entonces, se celebran festividades en su honor, donde a las mujeres se les ofrece juegos, música, regocijo, y por supuesto, vinos en su honor.

Podían asistir mujeres de todas las clases, desde esclavas hasta las damas de clase. La celebración era tomada como una luz de esperanza para las mujeres, a pesar de que lo hacían en honor a Akna, celebraban la muerte y el renacimiento, tras resurgir como una Diosa.

El ritual también se hacía con la finalidad de enseñar a las mujeres más jóvenes de los peligros que corrían al entrar a la “sociedad” y no cumplir con las normas. Tomando en cuenta que en aquella época las mujeres no tenían poder.

Además de todo, a Akna también se le atribuía la facultad de curar enfermos a través de la divinidad a quienes acudían a su templo a tratarse con hierbas medicinales.

Su rito era muy arcaico, donde las personas le pedían por la salud, por la liberación de los esclavos, y muchas mujeres le imploraban de su ayuda para ser fértiles.

Cuando se habla de Diosas madres o Diosas de la Fertilidad, como es en este caso, se hace referencia a madre Tierra; también es vista como una deidad de fertilidad en general, por supuesto dependiendo de las culturas.

Por eso, verás que muchas, por no decir que todas las culturas, cuentan con Diosas femeninas, a las que se les atribuyen esa concepción de Diosa Madre.

Diosas relacionadas