Xtabay

En Yucatán es muy conocida la leyenda de La Xtabay, una mujer que se esconde en la selva maya.

Le llaman “la mata-borrachos” porque atrae a los malos hombres (lujuriosos, ebrios, o los que maltratan a las mujeres) y los mata; se dice incluso que en las raíces del árbol donde se encuentran con ella están los restos de todos a los que ha matado a lo largo de los años.

No es muy claro cómo lo hace, pero se dice que “en el fuego de la pasión”. Muy pocos han sobrevivido a su encuentro.

Los sobrevivientes vuelven con los brazos llenos de arañazos, como si La Xtabay estuviera cubierta de espinas y afirman que ella los seduce y los llama hasta donde se encuentra, peinando su largo cabello sentada a los pies del árbol de la ceiba.

Su origen

Antes de que existiera La Xtabay, había en Yucatán dos hermanas gemelas que eran huérfanas y muy bellas.

Eran Xkeban y Utz-Colel, las dos eran muy conocidas en el pueblo, pero por razones totalmente opuestas. Xkeban tenía un corazón bondadoso y humilde, era cariñosa y daba de comer y vestir a aquellos que lo necesitaran sin ninguna doble intención, ayudaba al prójimo en lo que pudiese.

Y aún así, fue conocida como una mujer “pecadora” porque era liberal y tuvo muchos amantes.

La parte de clase baja del pueblo la adoraba por su humanidad y bondad, pero en general tenía una muy mala reputación por sus antecedentes sexuales.

Su hermana Utz-Colel, por otro lado, era una mujer fría y egoísta, no le gustaba ayudar a los demás y era más bien indiferente en lo que se refería a las vidas o problemas de los que la rodeaban.

A pesar de esto, fue conocida como una mujer pura y casta, admirada por no haber tenido nunca ningún amante y esto la hacía cumplir con los estándares sociales.

Un día Xkeban murió, y todos se asombraron porque su muerte llenó al pueblo de un aroma floral maravilloso al que se le denominó Xtabentún (más tarde se usó ese nombre para el licor tan famoso yucateco que aún existe en la actualidad).

El pueblo celebró el funeral de Xkeban, la enterraron y sobre su tumba aparecieron flores hermosas al día siguiente.

Utz-Colel, al ver cómo había sido el funeral de su hermana, pensó que el de ella sería incluso mejor por tener una reputación más favorable.

Sin embargo, cuando murió, el pueblo se llenó de un hedor terrible, de maldad. El pueblo celebró su funeral igual, pero sobre su tumba aparecieron cardos y espinas.

¿Cómo se convirtió en “La Xtabay”?

En el mundo de los muertos, Utz-Colel estaba furiosa porque su reputación no le había servido de nada.

No pudo descansar en paz por el rencor que le guardaba a su hermana, al pueblo y la amargura de nunca haberse casado ni tener un amante.

Esta fue su motivación para hacer un pacto, algunos dicen que con la muerte misma, otros dicen que con los brujos malos.

Lo cierto es que hizo un pacto con espíritus obscuros y éstos la llevaron de vuelta a la vida. Esta vez, para seducir y matar a los hombres malos perdidos en la selva. Si vas a Yucatán, ten cuidado. No le veas el rostro.

Diosas relacionadas

naab

Naab

Naab es una deidad Maya que pocos conocen, pero hoy tú sabrás todo acerca de ella. Son muchos los Dioses ...
Leer Más
Ixchel

Ixchel

Ixchel, “la blanca” fue conocida entre los Mayas como una Diosa de la luna, creadora y destructiva al mismo tiempo, ...
Leer Más