Saltar al contenido

Taweret

Taweret

Dentro de la mitología egipcia, Taweret (También conocida como Taurt, tuat, Taueret…) tiene un significado literal que seguro que te encanta, significa “Aquella que es genial”.

Cuando se combina con otra diosa, se convirtió en la mujer de Apep, el dios del mal.

Apep al considerarse que vivia en el horizonte y solo hacia acto de presencia en la noche, se decía que el mal producido de día era de Taweret.

Taweret era vista como la constelación que se encontraba por encima del horizonte, por esto también se la conocía como la amante del horizonte.

La representación de Taweret

Su representación es terrorífica, tan terrorífica que ella representaba todo lo que los egipcios más temían.

Hay que destacar que se le podía encontrar como un hipopótamo con brazos y piernas de leona y un dorsal de cocodrilo, puedes hacerte una ida del miedo que inspiraba.

En el principio del Antiguo Egipto, los egipcios veían a los hipopótamos femeninos mucho menos territoriales que los machos.

Esto logró que con el tiempo vieron que la agresividad femenina de estos animales era únicamente protectora hacia sus crías.

Esta observación hizo que con el tiempo la diosa Taweret fuese vista de una forma muy diferente.

Así que comenzó a verse en la historia egipcia como una diosa de la protección del embarazo y del parto.

junto a una imagen de mujer con rasgos de embarazada, con senos caídos y con un abdomen de embarazo y un cuerpo humano.

Como diosa protectora se le podía apreciar en su brazo el símbolo sa el cual simboliza protección.

También se le podía ver en raras ocasiones con el símbolo de la vida y con un cuchillo en señal de defensa contra los malos espíritus.

Diosa de la protección.

Cabe destacar que Taweret comenzó a recibir numerosos atributos que la asociaban con la naturaleza más positiva.

Poco a poco los antiguos significados negativos se convirtieron en positivos, donde el hipopótamo se le asoció con el Nilo.

Esto logró que Taweret fuese vista como la diosa de las inundaciones y responsable de las inundaciones del Nilo y con ello, la cosecha que traía.

Una diosa hogareña, que poco a poco se convirtió en muy amada dentro de la cultura egipcia.

Hay que resaltar que su reconocimiento como Diosa de maternidad hizo que esta diosa se asimilase a otra identidad, la de Mut, la Diosa Madre.

Dentro de la astronomía egipcia también tenía mucho protagonismo pues estaba vinculada con el norte de los cielos, ahí era conocida como la Señora del Horizonte.

La leyenda cuenta que todos creían que ella mantendría lejos la oscuridad, el frío y la niebla, es decir… mantendría la maldad muy lejos.

Una diosa muy interesante, la cual para Plutarco, fue una diosa que cambió constantemente hasta asociarse con la Diosa Iris.

Una diosa maternal, protectora de mujeres y de niños, una deidad egipcia a la que todos los egipcios terminaron amando.

Diosas relacionadas