Saltar al contenido
Hathor

En la ancestral mitología egipcia, Hathor era una conocida y reputada deidad, la cual era la diosa de los cielos, de la mujer y también de la fertilidad y el amor.

El culto a esta diosa comenzó en la épica dinástica del tercer milenio AC. Su nombre significa “Patrimonio de Horus” y su aspecto más común era el de una vaca la cual en la cultura de Egipto la cual representava la maternidad.

Además, la diosa Hathor estaba también relacionada con el famoso Dios del Sol, Re. Cabe destacar que el centro de culto donde era adorada Horus era en el Alto Egipto y eso es lo mismo que decir que esta diosa era muy pero que muy valorada.

Esta era una diosa muy valorada por las mujeres y era un tipo de diosa muy similar en importancia y en poderes a otras diosas de diferentes mitologías, como con la griega Afrodita.

El culto a la diosa Hathor

La mujer del Rey puso un santuario dedicado a la Diosa Hathor en su famoso templo en Deir el-Bahri. Para las mujeres más poderosas del Antiguo Egipto, la diosa Hathor junto a la deidad Sekhmet, ambas tenían los atributos necesarios para convertirlas en las más poderosas.

No obstante no solo las reinas adoraban a esta diosa, también los reyes. Sin ir más lejos, Ramsés II construyó uno de sus 2 templos en Abu Simbel dedicado únicamente a esta diosa.

Hathor fue representada como una hermosa mujer la cual tenía una cabeza de vaca, orejas de vaca y en muchas ocasiones era representada como una vaca.

La diosa de los muchos templos

Por todo Egipto hay templos dedicados a ella, el más famoso lo puedes encontrar en Dendra. No obstante el primer Templo dedicado a ella es el santuario de Hathor, el cual fue construido en el reinado de Khufu.

Esta fue representada como una pequeña niña sin ropa mientras sujeta un instrumento.

Lamentablemente este templo no ha sido terminado, la última parte de la construcción pertenece al reinado de Tiberio y esto nos dice que la diosa Hathor, seguía siendo adorada tras la caída de Cleopatra VII.

No obstante, otro centro de adoración a esta diosa lo encontramos en el Templo de Philae, el cual en un principio fue dedicado a Isis, no obstante, Hathor fue honrada con un santuario.

Este templo influyó mucho en diferentes diosas y es parte de la historia de Egopto, ambas diosas, tanto la Diosa Isis, como Hathor, son diosas madres y por lo tanto eran diosas muy queridas.