Saltar al contenido

Ninhursag

Ninhursag

Ninhursag una diosa muy considerada en Sumeria, donde la religión estaba basada en la creencia politeísta, es decir que el culto y veneración que hacían no estaba dirigido a un solo Dios, sino que las representaciones divinas eran bastante amplias; y por lo general eran asociadas a elementos de la naturaleza o acontecimientos de importancia para la sociedad del momento.

Ninhursag era precisamente una deidad relevante en esa religión y en otras que utilizaban las creencias de Sumeria para establecer sus propias mitologías.

Muchas leyendas son las que rondan entorno a este ser mitológico, pero la más aceptada de ellas es que Ninhursag era uno de los nombres dados a la diosa de la madre tierra “Ki”.

Así lo describen las tablillas encontradas en el año 1958 que datan de períodos tan antiguos que parecen irreales; en ellas se encuentran textos con datos e información que demuestran la gran importancia que tenía esta deidad para el pueblo de Sumeria y posteriormente para toda Mesopotamia.

Significado de Ninhursag

Ninhursag se traduce como “Dama de la montaña”, se cree que este nombre aparece por primera vez en un antiguo poema en el que Ninurta dios de la guerra, en su lucha con un demonio y su ejercito de piedra iba formando una colina con todos lo cadáveres de quienes ejecutaba; este dios triunfante en dicha batalla le brinda el honor de aquella victoria a su madre Ninmah, cambiándole este nombre por Ninhursag.

El icono que representa a esta diosa es muy similar al símbolo usado en el alfabeto griego para la letra Omega, el cual por lo general se acompaña por un cuchillo que muchos aseguran es la representación de la herramienta utilizada para cortar el cordón umbilical de todos sus hijos.

La adoración de Ninhursag como diosa madre de los antiguos pueblos comienza desde 4500 a. C. aproximadamente, es decir que su culto comenzó mucho antes de que Sumeria se estableciera en el sur de Mesopotamia.

Es por esta razón que es la diosa que mejor se adapta a cubrir el papel de “madre tierra” o de “Ki”; al mismo tiempo que se asocia con la fertilidad, la creación, la maternidad, entre otras cosas.