Saltar al contenido

Jyotsna

Jyotsna

Es una diosa con un nombre muy inusual y significa “ Luz de Luna”, aunque según parece es un nombre bastante común en la India.

Jyotsna es una diosa durga, de origen Indio, tiene cierta importancia en la astrología aunque no tanta como debería, de hecho esta diosa es solamente conocida por los Indios.

Era una diosa de la lógica, amada por muchas personas, convirtiéndose en apoyo para muchos de sus seguidores. Se le describe como una diosa lujosa y extravagante, vestía con hermosos vestidos y adornos.

En la cultura India es muy normal vestir extravagante, cuanto mas adornos lleve una mujer, mas denotará su belleza y clase. Es como un símbolo de poder entre los hindúes.

El número de la suerte que representa a esta deidad sería el 22, su planeta dominante es Saturno.

Muy poco se puede contar sobre esta deidad, ya que como podéis leer arriba es unicamente conocida y adorada por la religión hindú.

Este pueblo tiene las deidades mas peculiares y extravagantes que he visto jamas, siempre llevan encima muchos adornos y colores, en especial un buen número de joyas alrededor de su cuerpo, además de que algunas tienen formas extrañas.

CURIOSIDADES SOBRE EL NOMBRE JYOTSNA

Aunque su nombre no nos parezca tan familiar os dejare una lista de personajes famosos hindúes que se llaman como esta diosa:

  • Jyotsna la Trobe, cantante devocional neozelandesa, además compositora.
  • Jyotsna Patel, un ex jugador de cricket retirado que habría representado a la India.
  • Jyotsna Radhakrishnan, otro cantante, pero en la rama cineasta.
  • Jyotsna Srikanth, un violinista y compositor, también Indio.
  • Jyotsna Vaid, era una profesora de psicología en la famosa Universidad de Texas.
  • Jyotsna Chandola, una actriz India.

Como podemos observar hay muchos famosos con el nombre de esta deidad, la verdad es que tener un nombre tan poco común y quizás hasta difícil de pronunciar resulta hasta original.

Para ser una deidad poco conocida su nombre es bastante utilizado entre la gente famosa de la India. Quizás esto nos demuestre que no necesitas ser tan adorado para ocupar un lugar relevante.