Saltar al contenido

Rhiannon

Rhiannon

En la mitología Irlandesa y también en la Galesa, Rhiannon es la diosa de los caballos, considerada también la divina reina de las hadas. Se manifiesta como una preciosa joven con vestidos dorados montando en un hermoso caballo y con pájaros cantando mientras vuelan sobre su cabeza.

Su peculiar nombre significa “gran reina”, esta diosa además posee un grupo de pájaros mágicos que podrían calmar a los vivos o bien despertar a los muertos de su eterno sueño.

Rhiannon apareció montando un increíble caballo blanco, cuando el que tiempo después se convertiría en su esposo la vio por vez primera y se enamoro.

En principio ella no quería casarse con Pwyll, pero luego de tener que huir para evitar casarse con otro, regreso y le dijo que si lo quería como esposo.

Pero a cambio le pidió que le ayudara a engañar a Gwawl, que era el hombre del que huía, este acepto y fue entonces que logró terminar casándose con esta diosa.

Según los relatos Pwyll era el hombre menos inteligente, por lo que Rhiannon habría hecho prácticamente todo el trabajo sucio.

Mas sin embargo, ella cumplió con su palabra. Ella decía de su futuro esposo “que nunca había conocido a un hombre que hiciera un uso tan pobre de su capacidad intelectual”. Dejando en evidencia lo incompetente que era Pwyll.

Tiempo después de haberse unido en matrimonio la pareja tuvo su primer hijo, pero se dice que el bebé desapareció en una noche.

Cuando estaba a cargo de sus niñeras, estas por temor a ser acusadas cogieron a un animal y usaron su sangre para colocarla en el rostro de Rhiannon mientras dormía.

A la mañana siguiente la diosa fue acusada de haber matado y hasta de haberse comido a su propio bebé y fue obligada a contar esta historia a cual persona se le pusiera delante. Pwyll, por otro lado creyó en la inocencia de su esposa y la apoyo en todo lo posible.

Varios años después el hijo de Rhiannon fue devuelto a sus padres por un hombre que le habría rescatado de un monstruo. Criando lo de esta manera como si fuese su hijo.

Estaría tan fuertemente asociada con el caballo puesto que gran parte de Irlanda y Gales en particular utilizaban caballos en las guerras, por lo que no es extraño que aparezcan tan a menudo en las historias de diferentes diosas.

Además de utilizarlos para la guerra se sabe que las carreras de caballos era un deporte muy aclamado en estos países. Durante muchos años Irlanda habría sido el epicentro de crianza y entrenamiento de caballos.

Recomendado: Diosa Morrigan celta

Ritual para obtener el favor de Rhiannon

diosa Rhiannon

Si eres creyente de esa deidad y deseas obtener su gracia deberás instalar un pequeño altar en una parte que consideres especial dentro de tu hogar.

Por lo tanto, tienes que colocar pequeños artículos que representen a un caballo como: figuras, trenzas o cinta de caballos, objetos con los que te hubieras relacionado de manera personal.

Antes de un gran evento o antes de realizar algo en lo que necesites su ayuda, debes ofrecerle una ofrenda como: leche, hierba dulce o hasta música.