Saltar al contenido
badb

Badb era una diosa celta y e irlandesa la cual pertenecía a la guerra, es decir… Hablamos de una deidad celta de la guerra, pero también lo era del cuervo. Se la conocía también como Bellona, Bibe y también Cauthh Bodva, pero es más reconocida como Badb.

En la mitologia irlandesa, Badb significa cuervo y no solo era considerada como diosa de la guerra celta, sino que también era diosa de la iluminación y la sabiduría.

Pero si nos ponemos en un sentido muy literal, su nombre significa Regañar a una vieja bruja. Un nombre con unos significados que cada cual supera al anterior.

Además a esta diosa en muchas ocasiones era vista como una hermosa mujer y en otras como un demonio terrorífico con poderes de otro mundo.

La importancia de la diosa Badb para los celtas.

diosa de la guerra celta

La implicación del cuervo siempre se suele asimilar a cuestiones peligrosas, pero aquí es diferente. Los celtas eran similares a los vikingos, en apariencia, simbología, ideas y hasta sus diosas y dioses eran similares.

Para los vikingos, el cuervo era algo positivo, algo que estaba asociado a su principal Dios, Odin, y también a las Valkirias.

Se sabe también que los vikingos tuvieron muchas aventuras por Gran Bretaña, así que igual y solo igual, la relación de una diosa con un cuervo quizás no sea tan negativa como muchos historiadores hacen ver.

En la mitología celta e irlandesa, esta diosa era un espíritu que se deleitaba con el combate y llenaba a los guerreros de furia para que se enfrentasen.

Esto tiene dos lados, uno el malo y otro el bueno. El lado malo es que estamos ante una diosa que le gustaba el combate y el lado bueno es que otorgaba la furia necesaria a los guerreros.

Si tú eres un guerrero y estás en una guerra, vas a querer dos cosas, la primera es poder vivir y la segunda es tener la furia suficiente para que cuando la energía no te permita seguir de pie, sea la furia quien te levante.

¿Qué más se sabe de la diosa de la guerra celta?

Ella era hija de Cailitin el cual era uno de los Tuatha de Danaan. Además era una de las integrantes de la trinidad del destino y esto tenía un significado dentro de la cultura celta y es que compartían los aspectos de Valkyrie de la diosa Morrigan.

Las Morrigan eran todo diosas de la guerra y por ello Badb era considerada como una probable forma de Morrigan la cual podía cambiar de aspecto a su voluntad.

Por eso también la consideraban una “cambiaformas” cuentan las leyendas que adoptó la forma de un lobo, de una oso y hasta de una giganta.

Además, ya que tenía una personalidad malvada para unos y fuertes para otros, se dice que al igual que hacían las Valkyrias vikingas, esta diosa solía ir al campo de batalle antes, durante y después de la batalla para su deleite.

Sin duda alguna era una diosa con mucha reputación dentro de la cultura celta e irlandesa, una de esas diosas que todos tenían muy presente.