Saltar al contenido

Astraea

Astraea

Astraea tenía una enorme importancia en la mitología griega y no por ser hija de los titanes Astraeus, deidad del anochecer y Eos, deidad del amanecer, sino por que dentro de la cultura griega, esta diosa tenía mucho valor para la vida de los griegos, sino por que ella era la diosa de la inocencia y también de la justicia.

Astraea más que una diosa de la Justicia.

Ella dominaba diferentes terrenos, todos orientados a la justicia e inocencia; Excelencia, aprender, conocimiento y la razón era parte de sus atributos como diosa.

Vamos… que prácticamente ella era todo lo contrario a lo que era la diosa griega Até.

Además, tenía la capacidad de fortalecer las palabras y los hechos sobre todo cuando nos sentimos incapaces de hacer algo.

Astrea dejó el planeta en la Edad del Hierro por culpa de la inhumanidad del propio humano, algo curioso, ¿Verdad? Curioso por que a día de hoy, el principal problema del humano, es la inhumanidad del propio humano. Cuando ella decidió irse, se convirtió en la propia constelación de Virgo.

Dentro de la astrología, todas las personas que nacen con el signo de Virgo, se dice que pelean por la perfección y se enfocan constantemente en los detalles.

Esta deidad tiene un ritual que se hacia tanto en la Antigua Grecia como en la actualidad, un ritual para atraer diferentes energías positivas.

El ritual paso a paso

Para poder disfrutar del poder de esta diosa hay que seguir una serie de pautas que supuestamente harán que puedas aprovecharte de su poder, así que toma nota de lo que necesitas:

Debes de usar una bañera y esta tiene que estar llena de jabón y de brillo. Apagar cualquier luz y tendrás que encender una vela y observar los puntos de luz mientras se mueven, cada uno de los puntos de luz es un tipo de energía y poder diferente que aporta Astraea.

Es ahí cuando tendrás que pedir a la Diosa tus sueños, y tendrás que meterte en la bañera y quedarte en ella el tiempo que necesites para sentirte renovada y limpia.

Diosas relacionadas

Configuración