Saltar al contenido

Diosa Frau Holle

frau holle

Diosa Frau Holle, también llamada Madre Hulda, es bastante conocida en todo el mundo por el tan famoso cuento de hadas que los hermanos Grimm publicaron ya hace mucho tiempo, es cierto que no es tan famosa como la diosa vikinga Freya, aún así, tiene su fama bien merecida.

Pero la diosa Frau Holle es mucho más que un vago personaje de la mitología. 

A ella se le puede conocer como una antigua diosa que guarda el círculo de la vida de los humanos, desde su nacimiento hasta la muerte.

En el folclore germánico, Hulda, Holle y Holla eran nombres para denotar a una sola diosa, una que gobierna el clima: sol, nieve y lluvia.

Frau es una «diosa del cielo», refutando una vez más el mito patriarcal de que todas las deidades femeninas solo son «madres de la tierra».

En la región alemana de Hesse, cuando nieva todavía es común decir «Frau Holle está haciendo su cama». Los habitantes aún conservan sus tradiciones en cuanto a esta deidad.

Madre Hulda, incluso en tiempos patriarcales, era y continúa siendo la patrona y guardiana de todas las doncellas, y así la naturaleza de este cuento de hadas del señor Grimm, exclusivamente femenino indica su origen en una época en la que los personajes predeterminados de cualquier cuento eran mujeres y no únicamente hombres.

La diosa Frau Holle, es una de las memorias populares de cuentos de hadas más antiguas y además es Nuestra Madre Dios.

Origen de Frau Holle

Frau Holle es una diosa germánica / escandinava, la cual se celebra en el solsticio de invierno. La maravillosa Maria Gimbutas cree que esta diosa es anterior a la mayor parte del panteón escandinavo.

Se dice que Holle vive en una cueva enclavada en las montañas o en el fondo de un pozo profundo.

Es una diosa de la Tierra que representa la fertilidad y el crecimiento, además de ser el espíritu femenino de los bosques y las plantas. Sus plantas especiales pertenecen a la familia de las hojas perennes, tales como el famoso muérdago y el acebo. 

Su árbol sería el Saúco, al cual también se le llama «la medicina de la gente común», por todos los remedios herbales que provienen de este. Por otra parte, también se le identifica como una de las protectoras de las brujas. 

Es una líder de mujeres y de los mismos espíritus nocturnos de estas mujeres, que dejarían sus cuerpos para cabalgar junto a Frau por los cielos. 

Ella, Frau Holle, es la madre de pequeñas criaturas y el alma de niños muertos.

También es una dama del hogar, reina de la caza. A veces se la ve como una mujer joven hermosa y además brillante, en otras, como una vieja bruja, montada en su escoba.

Según algunos mitos por la noche Holle monta su escoba, vestida con un manto rojo, llenando de regalos los zapatos de los niños.

Se cuenta que Holle trae los primeros copos de nieve del año; mientras agita su edredón, una suave nieve llega y cubre la Tierra. Sale el sol cuando se peina y llueve cuando tira el agua de la ropa. Como tal, es una diosa del clima.

Son tantas cosas las que se relacionan a esta diosa que sin duda es la madre de todos y todo, es una deidad poderosa es divina en todo el sentido de la palabra.

Holle es sin duda la inventora de todos los actos domésticos. Las historias cuentan de Frau comprobando el hilado de todos, y si eran diligentes en su trabajo y su hilado era lo suficientemente bueno, ella los recompensaba con hilo de oro; por el contrario, si su trabajo era flojo, lo enredaba y ensuciaba. 

No le gustaba la pereza y aprobaba el buen trabajo duro, ambos recompensados ​​por ella misma.

Historias sobre esta deidad

Sabemos que esta diosa era muy conocida y venerada por recompensar el buen trabajo, tanto así que aquí dejamos algunas pequeñas historias sobre su bondad y generosidad.

Según relatos la diosa Frau Holle viaja por el mundo en su vagón desde el Solsticio hasta principios de enero. 

Se dice que una vez entre sus muchos viajes se rompió la rueda de un carro y un hombre se detuvo para ayudarla, cuando hubo terminado y volvió a estar en camino, le dio 3 piedras a este amable caballero y le dijo que las pusiera en su ventana cuando llegara a casa y que sería recompensado por su diligencia y amabilidad. 

Este hombre no le creyó, pero aun refunfuñando, se fue a casa para seguir las instrucciones de la diosa. Cuando se levantó a la mañana siguiente, para sorpresa de esté, las piedras se habían convertido en oro, ¡así que ella sin duda lo había recompensado!

Otra historia de su enorme bondad y arduo trabajo es la historia de las dos hermanas. 

Se cuenta que un día una hermana cayó en un pozo profundo y llegó al reino de Holle. 

Mientras esta hermana viajaba, ayudó a todas las personas con las que entró en contacto, y finalmente se encontró en el hogar de Frau, donde continuó ayudando y manteniendo limpia la casa de la diosa.

El día que la chica regresó a casa con su madre, descubrió que cada vez que hablaba, el oro caía de sus labios y, por lo tanto, Frau Holle la recompensaba por sus buenos modales. 

Entonces cuando la madre de las hermanas vio esto, arrojó a su otra hija al pozo. Pero esta hija no era como su hermana puesto que no ayudaba y tampoco ofreció amabilidad a nadie en su viaje, incluida Holle. 

Cuando regresó a casa, encontró, para su consternación y la de su madre, que cada vez que hablaba, los sapos caían de sus labios. 

Esta hija fue recompensada, pero de otra manera mucho menos agradable, estaba claro que Frau daba a cada quien lo que merecía. Era una diosa generosa sí, pero justa aún más.

Diosas relacionadas

Configuración