Saltar al contenido

Tzitzimime

Tzitzimime

La Tzitzimime son un tipo Estrellas femeninas que intentan impedir que el sol nazca, acechándolo cuando amanece y cuando anochece, tapando su luz, de allí vendría la explicación de la existencia de los eclipses.

Las mitologías de todo el mundo normalmente se desarrollan con el objetivo de explicar lo incomprensible a priori por la raza humana.

Pasa con las religiones y pasa con las mitologías, sobre todo las prehispánicas.

En este caso, los aztecas o mexicanas inspirándose en su temor y su respeto por las estrellas, constelaciones, cometas y planetas, resolvieron crear una mitología donde estos elementos fueran deidades, o en este caso, demonios que estaban dispuestos a acabar en algún punto con la humanidad; los llamaron entonces Tzitzimime.

De acuerdo a la mitología prehispánica de cultura azteca, los Tzitzimime son llamados también “flechas malas”.

Son deidades pero más que todo demonios, que intentaron continuamente destruir el mundo. Son muchos estos demonios, sin embargo, en la mitología azteca se dice que son de 4.000 a 660.000 individuos.

Apariencia y representación de las Tzitzimime

 Estrellas femeninas

La apariencia de estos seres, según la mitología, es que aparecen en forma de mujeres con rasgos semicárnicos (más hueso que piel).

En algunas versiones se suele decir que se presentan con un arco cuyas flechas son los huesos humanos.

Poseen collares hechos de manos o corazones de los hombres que fueron sus víctimas. Las piernas de estos demonios se representan en forma de patas de buitres o algún ave del ultramundo.

En otras versiones se dice que se visten con faldas de concha y rostros esqueléticos que indican la muerte y la destrucción.

Aunque todo lo anterior dicho puede derivar a la conclusión de que las Tzitzimime son seres totalmente abominables y malos, no lo son.

Si bien tienden a castigar y destruir, también esto siempre tiene una razón de ser.

Algunas veces se ha dicho que pueden quitarle una enfermedad a alguien, pero también pueden dársela a alguien más; se puede llegar a decir que podría ser una versión retorcida de lo que es la justicia.

Mitos y leyendas

Según la mitología, las Tzitzimimes se pueden dividir en 4 grupos: los fenómenos rojos, los fenómenos amarillos, los fenómenos blancos y los azules.

Las Tzitzimimes son monstruos del crepúsculo que se tiraban de las alturas del segundo cielo para los aztecas, para devorar a los últimos hombres que quedarán después de los terremotos que dieran inicio al fin o destrucción del Quinto Sol, el último sol que conocería la humanidad.

A los Tzitzimimes también se los asocia con la creación del pulque, una bebida alcohólica que se obtiene de la planta del Maguey y que formó parte fundamental de mucho de los rituales ceremoniales de los aztecas.

Cuenta la leyenda que a los hombres se les había sido proporcionadas semillas para ayudarlos a fomentar su alimentación, sin embargo, no había ningún alimento que los hiciera divertirse o sentir verdadero placer.

Es por ello que el Dios Quetzalcoalt decidió visitar a Mayahuel, la Diosa del Maguey que vivía en el cielo acompañada de su abuela Tzitzimilt.

El Dios se llevó a Mayahuel a la Tierra con la tarea de poder crear lo que pensaba para los hombres; así que se unieron en la Tierra a un árbol, siendo el Dios una rama y Mayahuel otra.

Esto hizo enfurecer a la abuela que invocó a los demonios Tzitzimimes, los cuales provocaron que el árbol se partiera en dos.

La abuela ordenó a los demonios que devoraran a la rama que representaba su nieta como castigo.

Una vez se fueron, Quetzalcoalt tomó su forma original y enterró los restos de Mayahuel, de lo cual en el futuro floreció la planta de Maguey, dando origen a la misteriosa bebida del Pulque.

Impresionante, ¿cierto?