Saltar al contenido

Macuilxochitl

Macuilxochitl

Macuilxochitl es una deidad azteca también conocida con el nombre Xochipill, según el origen etimológico Macuilli que significa: cinco, y xochitl tiene por significado: flor.

Así que el nombre vendría a significar “cinco flor”. En la mitología azteca es un espíritu asexuado, cuya encarnación viene de aquellos hombres que murieron durante las batallas.

Se considera una de las deidades aztecas de la música, la danza, canto, la abundancia, la florescencia, los juegos, las apuestas y la buena suerte.

Esta deidad era invocada por los jugadores de Patolli, quienes le hacían ofrendas con comidas e incienso.

Para los aztecas, ella era considerada como un puente de comunicación con Tlaloc para invocarlo para que llegara la lluvia a la ciudad.

Además, es considerara la deidad principal de los Ahuiateteo, que son los cinco Dioses aztecas asociados al placer y al exceso.

Representaciones y ofrendas a la diosa Macuilxochitl

Aunque no se tienen registros de sacrificios humanos para esta Diosa, se conocen sacrificios de animales, como de las codornices y el uso de su sangre para bañar los templos.

También, se le ofrendan tamales, algunos de ellos decorados con una saeta clavada llamada “Xuchimiil”, lo que en español viene a significar del nehuel “Flecha de xochitl”.

Entre los instrumentos que se usaban para ofrendar a esta deidad, están los sonajeros, flautas, silbatos, tambores y cualquier otro instrumento que al rasparse produjera un sonido.

Xochipill

El culto a este Dios es bastante complejo y los datos que se tienen de aquellas ofrendas de ese tiempo no están muy clarificados.

Suele decirse que esta deidad fue un constante recordatorio de la fragilidad de los placeres de los hombres y de la cantidad de sacrificios humanos que tuvieron que hacerse para que el sol se mantuviera con vida; esto según la mitología azteca. Se dice que esta deidad puede ser una advocación de Xochipilli.

Los aztecas y creyentes de Macuilxochitl, debían practicar el ayuno y la abstinencia sexual durante cuatros días antes de la festividad en honra de la deidad con el nombre de Xochilhuitl o en español “Fiesta de las flores”.

Si esto no se cumplía se decía que eran castigados los hombres con enfermedades en los órganos reproductores. Por otro lado, como autosacrificio se practicaba autopunzarse la lengua con puntas de Maguey.

Mitos y leyendas

Esta deidad es la diosa que representa al sol cuando amanece, al sol niño. Alrededor de sus labios tiene impresa una mano de color, su rostro pintado de rojo fino, su gorro de plumas finas y su cresta de pájaro.

En las espadas lleva un abanico, sobre el cual está colocada la bandera solar. Así son sus atavíos.

Es representado en múltiples poemas aztecas como dador de fertilidad y expresado como un ser que por donde quiera que caminaba florecían las plantas y los arbustos.

Es por eso que en sus ofrendas solían abundar las flores y las plantas en general.

Se creía que esta deidad proveía a la población de abundancia en la creación artística y goces en los placeres del juego y el azar.

*Nota: A día de hoy hay dudas de si era una diosa o un dios ya que hay versiones diferentes. Aún así la he incluido como diosa y he dado la información que hay sobre ella.