Saltar al contenido

Bia

Bia diosa

Bia, la diosa titán de la mitología griega es una diosa que para muchos era la personificación de la fuerza y también el poder.

Su padre era Pallas, un absoluto titán de la guerra, mientras que su madre, Styx, era la diosa del río que lleva su mismo nombre.

Bia tiene una apasionante historia detrás de su nombre, de su leyenda, una historia que bien valdría para hacer una saga de películas.

Bia, la diosa rodeada de titanes.

Ella con su madre y también sus hermanos ayudaron al propio Zeus en su particular guerra contra todos los titanes.

Esta guerra duró diez años y si los dioses olímpicos la ganaron, gran parte de esa victoria la tiene esta diosa junto a su madre y hermanos.

Y precisamente esta colaboración de 10 años con el Dios del Todo (Zeus) hizo que tanto la diosa Bia como sus hermanos y su madre se ganasen el respeto y el cariño del Dios Zeus, hasta el punto de que se convirtieron en compañeros de batalla.

Cuando Zeus se sentaba en su trono, ellos siempre estaban a su lado, siempre fieles, siempre leales.

Bia no es tan conocida como sus hermanos, (Kratos, Nike) y cuando aparece entre los mitos, ella está en un segundo plano.

Pero no está ahí por algo real, sino más bien por el hecho de ser mujer, la realidad es que la importancia de esta diosa era muy alta.

Prometeo era uno de los titanes que solía entrar en conflicto con Zeus y digamos que era el principal enemigo de Zeus.

Zeus ante esta agobiante situación mandó a Kratos y la diosa Bia a atarlo a unas rocas en las montañas y dejarlo allí atado para la eternidad.

Pero la leyenda cuenta que gracias a la fuerza de Bia, esta tarea se completo, puesto que ella fue la única en tener la suficiente fuerza y valentía para poder atar a Prometeo con las cadenas irrompibles.

Diosas relacionadas

Configuración