Saltar al contenido

Némesis

Némesis

En la mitología griega, Némesis Diosa de la Venganza, etimológicamente (νέμειν némein) significa Para dar lo que se debe. También, se le conoce como Ramnusia Diosa de Rammunte debido al templo en honor a ella ubicado en esta zona de Grecia.

Una de las versiones históricas menciona que Némesis es hija de la noche, la Diosa Nyx y de la oscuridad Erebus. Lo que la hace una diosa muy antigua (Casi tanto como la Deidad del amor griego) y además, procede de los Dioses del Olimpo y por ende a Zeus.

Conocida comola Diosa Griega de la Venganza, la justicia retributiva, solidaridad, del equilibrio y fortuna.

Buscaba siempre impartir sanciones a la desmesura, a quien poseía soberbia, a los desobedientes, sobre todo a aquellos quienes no obedecían a sus padres y a quienes eran excesivos.

Era una diosa parecida pero a la vez muy diferente de la misma Diosa de la justicia e inocencia.

También, castigaba a los dioses que le eran infieles a sus esposas al recibir juramentos y votos de amor de su parte.

Cada una de sus condenas se basaban en la condición de mantener el equilibro perfecto entre lo bueno, lo malo, la felicidad y la tristeza.

Por otra parte, se atribuye que su poder está asociado con Adrastea que es una Deidad asiática que solía ser comparada con Némesis por lo que también se le suele llamar así.

Némesis Diosa era representada con una corona de piedras preciosas y flor de narciso, en una de sus manos lleva una rueda, mientras en la otra sostiene una rama de manzano.

Además, En algunas representaciones se le puede apreciar con un velo o con un asta de ciervo que sale de su cabeza.

Asimismo, la representan con alas para simbolizar la premura con la que realizaba sus funciones y armas como una espada, serpientes y antorchas con las que aplicaba los castigos.

Relacionado: La Reina del Inframundo

El mito de Némesis

Se dice que la Diosa Griega de la Venganza era constantemente acosada por el Dios Zeus. Por lo tanto, este mismo solía cambiar de apariencia múltiples veces buscando complacer sus deseos por la Deidad.

Asimismo, un día logro coincidir con ella quien tenía apariencia de Oca. Por lo que aprovecho de convertirse en un cisne, logrando aparearse con la Diosa.

Némesis coloco dos huevos que fueron entregados a Leda para que los cuidara hasta sus nacimientos.

Del primer huevo nacieron Dioscuros, Cástor y Polux y del segundo huevo nació Clitemnestra y Helena. Se dice que Leda seria la madre de estos. Sin embargo en la Ilíada se cuenta que Némesis es la madre.

Así es como Némesis Diosa de la venganza es una de más honrada por los griegos, igualmente por los persas, babilonios y egipcios.

Diosas relacionadas

Configuración