Saltar al contenido

Eileithyia

Eileithyia

Eileithyia se le podría denominar como la diosa de la vida, ya que esta deidad griega es la diosa del parto y de los dolores del propio parto.

Es decir, junto a la diosa del erotismo y el amor es una de las diosas más conocidas y más queridas en la mitología griega.

Su nombre tiene un significado muy concreto “Ayudar a parir” y siempre ha sido representada como una mujer que lleva una antorcha la cual representa los dolores del parir.

GRECIA Collar con Colgante de Cruz Religiosa de Oro Blanco de 14 K con Cadena de extensión de 17 cm + 2 Pulgadas de Cristal de Swarovski
17 Opiniones
GRECIA Collar con Colgante de Cruz Religiosa de Oro Blanco de 14 K con Cadena de extensión de 17 cm + 2 Pulgadas de Cristal de Swarovski
  • Colgante: este collar de cruz está...
  • ¿Buscas un regalo especial? No busques más....
  • Sí, tú quieras que estas joyas sean de día...
  • Contenido del paquete: 1 collar con colgante...
  • ¿No estás satisfecho con otros productos?...

Se dice que esta diosa es hija de Zeus y Hera y que nación en una cueva en Creta y esa misma cueva es el lugar donde se acudía a rendir culto, no obstante en Olimpa también hay un santuario dedicado a ella, así como en Argos y Tegea.

Y continuando la mención de Argos, en esta ciudad, esta diosa era casi tan querida y amada como la propia princesa de Argos y eso es decir mucho.

Esta fue una diosa muy querida, en la misma Atenas se puede encontrar numerosos iconos dedicados exclusivamente a ella; Mujeres embarazadas y otras muchas estatuas son a su nombre.

Se puede deducir que esta deidad junto a la diosa de la estrategia eran las más valoradas en la famosa ciudad de Atenas.

La labor de Eileithyia

Su principal labor era acudir en la ayuda de todas aquellas mujeres que estuviesen dando a luz, se dice que ella aliviaba los dolores del propio parto y las emociones de la misma diosa eran relevantes en el parto.

Y es que esta diosa cuando estaba enfadada hacía que el parto se prolongase mucho más, en algunas ocasiones hasta retrasaba el nacimiento, pero cuando estaba feliz, todo iba bien, rápido y sin dolor.

Cuenta la leyenda que Hera envió a Eileithyia a detener el nacimiento de la hija de Alkmene, pero otras dicen que la intención era matar a la madre.

A pesar de que Hera pueda tener mala fama, la realidad es que en otras leyendas la dejaban en un mejor lugar, sin duda alguna las historias y los mitos la rodean.

Como deidad del parto era muy amada e imprescindible en la vida humana, es por ello por lo que tiene tantos santuarios a su nombre y hoy sigue siendo muy recordada y querida.

Relacionado