Saltar al contenido
diosas del destino romanas

En la mitología romana se habla de la diosa Nona, quien era considerada la diosa del embarazo. Formaba parte de las 3 parcas o hilanderas. Ya que se encargaba de presidir el nacimiento.

Dentro de la mitología griega son conocidas como las Moiras. Igualmente tienen representación en la mitología nórdica donde se les atribuye el nombre de Nornas.

Su nombre es proveniente del noveno día de embarazo de una mujer, cuando era el tiempo de que se diera a luz.

Nona siendo la más joven de estas diosas era la representación del destino que tendrían tanto mortales como inmortales.

Es decir era quien determinaba el nacimiento la vida, la esperanza del comienzo. Esto era realizado el día que le colocaban el nombre al niño, lo cual era de acuerdo al sexo del recién nacido.

Por lo tanto, si era una niña se realizaba el octavo día luego de su nacimiento y en el de los varones en el noveno día.

Se conoce que esta deidad es la hija del dios Júpiter y de la diosa Nox y hermana de Decima quien determina la duración de la vida y Morta quien determina la muerte. Junto a sus hermanas dominaban el hilo de la vida.

Y algunos la han llegado a confundir con la diosa de la fertilidad Ariadna, ya que ambas portan una bola de hilos en sus manos.

Sin embargo, Nona tiene su equivalente en la mitología griega llamada Cloto. Representada llevando en sus manos una rueca con la cual hilaba los hilos de la vida.

Esta diosa posee dicha labor desde su nacimiento y es de las más importantes por el hecho de ser quien da inicio a la vida. Por otra parte, Nona junto a sus hermanas habitaban en el inframundo.

Recomendado: Diosa romana Juno

¿Qué poder tenía la deidad Nona?

Nona

La diosa Nona con tan solo decidir cuándo iba a vivir cada dios o mortal era considerada muy poderosa.

Además tenía el poder de resucitar a quien ella quisiera. Según un mito, Nona resucito a Pélope luego de que por culpa de su padre fuera asesinado. De esta manera, la diosa romana decidió devolverlo a la vida colocándole un hombro de marfil.

Asimismo, junto a sus hermanas parcas enviaron a Tántalo el padre de Pélope al Hades. Como método de castigo, ya que fue quien lo preparo para asistir a una festividad de dioses.

El poder de poder decidir el destino de cada quien era su mayor poder. Junto a sus hermanas evaluaban las acciones de dioses y mortales para fijar la esperanza de vida que tendrían. De esta manera es que establecían cuan largo seria el hilo de vida.

Por otra parte, también tenía el derecho de determinar a donde irían las almas o los espíritus.

Por lo tanto, podían escoger entre el cielo, el infierno y el purgatorio. Con la ayuda de otros seres místicos con quienes contaban para establecer dichos destinos. Lo que sería un trabajo bastante interesante.

Importancia de esta deidad.

La diosa Nona era destacable entre romanos así como también entre los griegos con su equivalente.

Era querida por su labor de ser quien determinara su existencia y su tiempo entre los vivos. Por esto mismo, el hilo ha sido una representación simbólica durante décadas de lo que significa vida.

Algo que se debe destacar, es que no existen otros datos sobre esta diosa donde se hable de su deceso o sobre si poseía algún otro poder.

Por lo tanto, no se tiene conocimiento si la diosa Nona murió o en tal caso como ocurrió. Hasta la actualidad solo se sigue sabiendo que era la diosa del embarazo y que su importancia en Roma era muy destacable.