Saltar al contenido

PHEME

pheme

Pheme, la famosa diosa de la fama dentro de la cultura griega tenía un enorme poder que era muy valorada por el pueblo griego ya que se dice que ella tenía el poder de favorecer para bien a personas que buscaban la fama.

No obstante, las personas que osaban desafiarla como diosa, eran castigadas con desprecio social y rumores que los dejaban en mal lugar.

Hija de Gea, se decía que ella aprendió todos los asuntos de los humanos y también de los dioses, por ello sabía que para los humanos, la sociabilidad, el quedar bien y que hablen bien de uno, era algo imprescindible.

Es cierto que cuando nos imaginamos a diosas griegas y dioses, automáticamente pensamos en un descomunal poder, pensamos en el olimpo de los dioses.

No obstante hay otros muchos dioses y diosas que no forman parte de esa categoría, pero que aún así existen y estaban presentes en la mitología griega y Pheme era una de ellas.

El poder de un simple susurro podía engloriar a alguien o arruinarle, esta diosa andaba escuchando todo de todos, por ello está representada con una trompeta la cual contiene un ojo, una oreja y una boca.

Pheme y su “relación” con Zeus.

Ella tenía una relación “laboral” con Zeus, el Dios del Trueno. Su trabajo era darle a Zeus todo tipo de mensajes, Pheme tenía tanto protagonismo en la cultura griega que se hizo un altar en su honor y encima fue en la todo poderosa ciudad de Atenas.

Se dice que ella estuvo de forma directa en la fundación de Roma cuando Eneas emprendió su huida de Troya al luchar en la famosa Guerra troyana fue cuando se enamoró de Dido, fundadora y reina de Cartago.

Esta pareja vivía muy feliz, no obstante cuando Pheme se entero, dio la noticia de este amor a Zeus y tristemente para Dido, Zeus tenía otros planes para Eneas.

La misión de Eneas era encontrar la ciudad de Roma, por lo que este, ante la presencia y petición de Zeus no tuvo más remedio que cumplir y abandonó a su amada.

Eneas fundó la ciudad de Roma y todo comenzó con el simple rumor de la deidad de la fama griega, por lo que su protagonismo indirecto en la fundación de la capital romana fue decisivo para que esta naciese.

Una deidad griega muy vengativa

A decir verdad, este atributo es casi común en la mayoría de las diosas griegas y es que Pheme solía vengarse con cierta frecuencia.

Cualquier persona que la disgustaba era victima de su venganza, comenzaba a expandir rumores que literalmente destrozaban la vida de sus victimas.

Sus mentiras causaban verdaderos escandalos, rompia familias si asi ella lo deseaba, arruinaba vidas con tan solo usar su don.

Pheme no es una diosa principal, ni muy conocida, no obstante merece su hueco en la historia griega y también en esta web.

Diosas relacionadas

Configuración